Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

En Uruguay se fumaron todo: Farmacias casi sin stock de marihuana

En Uruguay se fumaron todo: Farmacias casi sin stock de marihuana
Noticias
Después de tres meses de entrada en vigencia de la venta legal de cannabis, se produjo un cuello de botella por la alta demanda y la escasa producción. Por otra parte, varias farmacias ya habían dejado de ofrecer el producto por las presiones del sistema financiero.

Las farmacias autorizadas a vender marihuana para uso recreativo en Uruguay no reciben cannabis desde hace dos semanas y el Estado, que controla la venta y calidad de la producción, anunció la suspensión de la distribución hasta mediados del mes próximo.

Mart√≠n Collazo, investigador del equipo Monitor Cannabis de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la Rep√ļblica dijo a este diario que el cuello de botella con el que se encontr√≥ la comercializaci√≥n del producto ‚Äútiene que ver con que hay un mercado consumidor de 34 toneladas de cannabis en todo el pa√≠s y se habilit√≥ a dos empresas para que produzcan s√≥lo cuatro toneladas. A una se le acab√≥, y la otra est√° demorada con los an√°lisis qu√≠micos que realiza el organismo de control‚ÄĚ.

Tres meses atr√°s, el 19 de julio, diecis√©is farmacias comenzaron a vender cannabis a unos cinco mil uruguayos que se hab√≠an registrado para poder comprar el producto en los comercios habilitados. Las encargadas de producir las cuatro toneladas por a√Īo autorizadas por el Estado uruguayo son dos licenciatarias: Simbiosys e International Cannabis Corporation (ICC).

Sin embargo, tras la presi√≥n del sistema financiero norteamericano, que anunci√≥ el cierre de las cuentas bancarias de los comercios que venden cannabis, varias se bajaron. De las diez que quedan, seg√ļn el relevamiento que realiz√≥ el diario local El Observador, nueve no ten√≠an stock desde hace m√°s de dos semanas.

El Instituto de Regulaci√≥n y Control del Cannabis (Ircca) inform√≥ que ‚Äúla distribuci√≥n de cannabis en las farmacias se ver√° transitoriamente suspendida‚ÄĚ y que ‚Äúesto se debe a la esperable variabilidad en el perfil qu√≠mico de estos cultivos, que para garantizar las condiciones del producto final, obliga a pruebas de laboratorio adicionales y modificaci√≥n de los registros ante el Ministerio de Salud P√ļblica (MSP)‚ÄĚ.

Tambi√©n anunci√≥ que tras los estudios bioqu√≠micos saldr√°n a la venta dos lotes de la empresa Simbiosys ‚Äúcon la presentaci√≥n de dos variedades identificadas como ALFA II M (h√≠brido con predominancia √≠ndica) y BETA II M (h√≠brido con predominancia sativa)‚ÄĚ ‚Äďlas variedades ALFA I y BETA I son las que distribuye ICC.

El ente estatal explic√≥, adem√°s, que ‚Äúlos envases modificar√°n su informaci√≥n respecto a las caracter√≠sticas qu√≠micas de las flores que contienen. En concreto, quedar√° especificado que el contenido de THC (tetrahidrocannabinol, principal componente psicoactivo de la planta) ser√° menor o igual al 9 por ciento y el de CBD (cannabinol, que entre otras propiedades, modera los efectos del THC) ser√° mayor o igual al 3 por ciento‚ÄĚ.

De acuerdo a una fuente del diario uruguayo ‚Äúhay diferencias entre los cultivos de invierno y los de verano. La marihuana que necesita el permiso de la cartera de salud fue plantada durante d√≠as fr√≠os y de poca luz, lo que favorece la proliferaci√≥n de hongos y bacterias que pueden poner en riesgo la calidad del cannabis‚ÄĚ, y por este motivo debieron realizarse los estudios m√°s de una vez.

Para Collazo, ‚Äúva a seguir habiendo dificultades porque el problema es que en Uruguay hay un universo de 160.000 consumidores de cannabis, aquellos que declaran haber consumido en el √ļltimo a√Īo, y una producci√≥n escasa para cubrir esa demanda. El registro de compradores pas√≥ de cinco mil personas que se inscribieron antes de que las farmacias comenzaran a vender, a diez mil en las dos semanas siguientes, y hoy ronda los catorce mil‚ÄĚ.

Las estad√≠sticas indican que, de los consumidores, el 70 por ciento son hombres y el 30 mujeres; 4 de cada 10 tienen entre 30 y 44 a√Īos, 3 de 10 son mayores a 45 a√Īos y la misma proporci√≥n ocupan los j√≥venes de entre 18 y 29 a√Īos.

Sebasti√°n Aguiar, tambi√©n del Monitor de Cannabis, sostuvo que el embudo ‚Äúes una dilaci√≥n para los usuarios pero no es dram√°tico en una sociedad que mira el asunto con cierta suspicacia y no ve el golpe al narcotr√°fico que significa el avance de esta ley‚ÄĚ.

Fuente

 

Fuente: Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.