Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Marihuana en Reino Unido: el ‘brexit’, clave en un momento donde se apuesta por la investigación

Marihuana en Reino Unido: el ‘brexit’, clave en un momento donde se apuesta por la investigación
Noticias

Reino Unido está en el punto de mira de muchos después de que se haya hecho oficial el proceso de salida de la Unión Europea. La actualidad política también se deja sentir en el mundo del cannabis, ya que la nueva situación del país afecta a cómo se concibe la planta en este territorio, tradicionalmente uno de los menos permisivos en cuanto al cultivo, consumo y posesión de marihuana. Pero con ‘brexit’ o sin él, la población británica está más motivada que nunca para cambiar la situación y los ciudadanos se están movilizando para conseguir unas mejores condiciones de acceso a la planta. 

Mientras tanto, la prestigiosa Universidad de Oxford ha lanzado un programa de investigación sobre el cannabis medicinal que ha sorprendido a todos. Y no un programa cualquiera: tiene 10 millones de libras (11,65 millones de euros) de financiación privada. El dinero se canalizará a través del Oxford Cannabinoid Technologies, una nueva compañía biofarmacéutica que quiere estudiar y desarrollar componentes y terapias basadas en los cannabinoides.

De esta forma, Oxford quiere seguir avanzando en la búsqueda de terapias contra enfermedades sobre las que llevan años investigando en otros de sus centros. En concreto, se focalizan en el cáncer y en otras patologías que causan inflamaciones o dolor. Por ello, quieren investigar cómo funcionan los mecanismos moleculares y celulares inducidos por los cannabinoides con el objetivo de encontrar nuevas alternativas para los tratamientos.

“La investigación de cannabinoides ha comenzado a producir emocionantes descubrimientos biológicos. Este programa de investigación es una oportunidad a tiempo para incrementar nuestro entendimiento del papel de los cannabinoides en la salud y la enfermedad”, dijo Ahmed Ahmed, profesor de oncología ginecológica en Oxford. El proyecto se beneficia de que el cannabidiol está clasificado como medicina desde finales del año pasado, cuando la Agencia de Regulación de Medicamentos británica (MHRA) se puso al frente de su comercialización. Esta regulación permitirá un acceso más seguro a la sustancia de los investigadores y hará que los consumidores tengan más y mejor información sobre su uso.

La importancia del proyecto es tal que hasta famosos como el actor Patrick Stewart han mostrado su apoyo. Stewart, conocido por sus papeles del capitán Picard en la saga de ‘Star Trek’ y del profesor Xavier en la de ‘X-Men’, usa cannabis por recomendación médica para tratar la osteoartritis (una enfermedad que afecta al cartílago) de sus manos. “Creo que este programa de investigación podría dar lugar a beneficios para gente como yo”, ha dicho Stewart.

Un clamor por la legalización

La iniciativa de Oxford llega después de que una encuesta concluyera que un 58 % de los miembros del Parlamento estaban a favor de la legalización de la marihuana medicinal en el país. Entre ellos, nombres tan importantes como el ex vice primer ministro Nick Clegg. Por partidos, un 60 % de los laboristas y un 55 % de los conservadores estaban de acuerdo, mientras que el porcentaje ascendía hasta el 88 % en el caso del Partido Nacional Escocés.

Sin embargo, ninguno de los dos grandes partidos apoya de manera expresa la marihuana, mientras que los liberal demócratas y los verdes sí han pedido la legalización en algún momento. Es más, en marzo del año pasado los primeros pidieron la regulación del uso recreativo. Con ello se unieron a los enfermos con dolor crónico y ansiedad que llevan tiempo pidiéndolo.

Una de las razones por las que se cree que la legalización podría llegar pronto es que, como hemos comentado antes, las autoridades farmacéuticas del país consideraron hace unos meses que el cannabidiol era una sustancia medicinal y que por tanto los medicamentos que contuvieran este podrían recibir la consideración de fármaco.

A la vez, un ‘think tank’ conservador argumentó que la regulación significaría entre 750 y 1000 millones de libras anuales (883 y 1177 millones de euros) de impuestos para el Estado, mientras que más de 1300 personas dejarían de ir a la cárcel cada año por delitos relacionados con el cannabis, con el ahorro de costes judiciales que ello supondría.

El ‘brexit’ que llega

Mientras tanto, el ‘brexit’ es ya una realidad plena. Reino Unido y la Unión Europea están comenzando a negociar los términos en los que tendrá lugar la salida y cómo afectará a toda la ciudadanía. También el cannabis tiene su papel aquí.

Si no hay cambios en esas negociaciones, la isla dejaría de formar parte del espacio Schengen de libre movilidad de mercancías y personas, por lo que el transporte de este tipo de sustancias se hace mucho más complicado. Esto supondrá un inconveniente para todos los usuarios que acudían a otros países en busca de cannabis de calidad, sobre todo medicinal. Los pacientes no podrían ahora llevar consigo medicamentos o sustancias terapéuticas ni comprarlos con la misma facilidad en los estados que se mantienen en la Unión Europea.

Dentro de la Unión, cualquier paciente que no obtenga su medicamento en su país puede viajar a otro de la zona que ofrezca una solución a su problema y después transportarlo a su lugar de residencia. El ‘brexit’ provoca que a los pacientes británicos se les niegue el derecho a acudir a un Estado que no penalice el uso de cannabis con fines terapéuticos.

Mientras, quienes hagan uso de la marihuana recreativa también se verán perjudicados por la salida, ya que pierden el derecho a trasladarse a países donde el consumo está más aceptado que en Reino Unido. Además, cualquier británico que quiera traspasar sus fronteras y tenga algún tipo de condena por consumo de cannabis se verá afectado.

Además, las empresas de productos cannábicos del país también sufrirán las consecuencias, ya que las exportaciones de sus productos se gravarán de otra manera, menos ventajosa que la que hay entre países de la Unión, lo que haría de ellas industrias mucho menos competitivas

Buenas noticias en Irlanda del Norte 

Para legalizar el cannabis con fines terapéuticos, en Reino Unido siempre pueden mirar a lo que ha pasado recientemente en Irlanda del Norte, donde una madre lucha por que la situación del cannabis también mejore en su país. Y lo hace por su hijo. Billy es el vástago de Charlotte Caldwell y sufre epilepsia severa. Cuando tenía cuatro meses, los médicos le dijeron a Charlotte que él bebé iba a morir, pero ella no se rindió: el pequeño tiene ahora 11 años.

Finalmente, una doctora de Belfast ha accedido a recetarle cannabis medicinal y a que un compañero de Los Ángeles atienda a Billy. Se cierra así una etapa en la vida de la familia, que llevó a ambos a vivir durante dos años en Estados Unidos para que Billy fuera tratado, hasta que el ministerio de Salud accedió a pagar un tratamiento siempre y cuando encontraran un médico y un fisioterapeuta en Reino Unido. Así, Charlotte y Billy regresaron y se mudaron a Inglaterra, pero el chico empeoró.

De vuelta a Irlanda del Norte, su contacto en Los Ángeles le recomendó el cannabis medicinal para calmar las convulsiones. Para conseguirlo en su país de origen concienciando a las autoridades, Charlotte y Billy caminaron desde su ciudad, Castlederg, hasta Belfast, en un trayecto de más de 240 kilómetros. “Estaba frustrada porque no iba a permitir que dejaran morir a Bill”, dijo a la prensa. En el Royal Victoria Hospital de la capital norirlandesa, una doctora le prescribió el ansiado cannabis. “Fue muy amable”, explica. “Lloró conmigo y me dijo que haría todo lo que pudiera para ayudar. Fue muy emocionante”.

Según estimaciones, un millón de británicos consumen cannabis con fines terapéuticos. Para ello tienen que cultivarlo o arriesgarse a que se lo venda un traficante; cualquiera de las dos opciones comporta la persecución de las fuerzas de seguridad. La nueva etapa que se abre en el país urge a una legislación más permisiva en todos los ámbitos. La ciudadanía lo agradecerá.

Y aunque todavía no está clara la manera en que Reino Unido va a proceder a abandonar la Unión Europea, lo que sí es seguro es que afectará de manera contundente a la vida diaria tanto de británicos como europeos. Por tanto, los consumidores de cannabis deberán adaptarse al nuevo marco y seguir avanzando como hasta ahora, para obtener el pleno reconocimiento de sus derechos.

Fuente

Fuente: Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.